Cerveza

Publicado el 29-Nov-19 en Casos prácticos

Usos de sus subproductos

La cultura del consumo de cerveza en España representa el 40% del consumo de bebidas frías y posiciona a la cerveza como la bebida fría más popular. Debido a esto, la demanda de la producción de cerveza es claramente importante. De hecho, en 2017 España produjo un total de 37,6 millones de hectolitros de cerveza.

Con tal magnitud de esta industria, también se produce una gran cantidad de subproductos. El 85% de los subproductos de la cerveza están compuestos por “grano gastado” de cerveza. Por cada seis latas de cerveza se produce aproximadamente medio kilo de grano gastado. Los posos o sedimentos (en su mayoría levadura) constituyen la mayoría de los otros 15% de residuos de subproductos.

Mientras que durante el siglo pasado, el desperdicio de cerveza se ha utilizado para producir la tan amada o a veces odiada británica Marmite (una pasta untable a base de levadura de que se consume en los desayunos ingleses). Se conoce que los subproductos de la cerveza también se han utilizado como alimento para animales desde los inicios de la producción de la cerveza, por ejemplo para alimentar pollos, vacas, ovejas, llamas y cerdos. 

De la misma forma, algunas cervecerías como Twisted Pine Brewing o Hangar24 brewing trabajan  en estrecha colaboración con los agricultores locales, utilizando los ingredientes de las granjas para crear cervezas de temporada y luego devolver el grano gastado para ser utilizado como alimento para animales. 

Además del alimento para animales, los subproductos de la cerveza también se pueden usar en granjas como compost y fijadores de nitrógeno, lo que ayuda a las plantas a crecer, especialmente los hongos. Una empresa que trabaja en esta dirección y demuestra un claro proceso de producción alineado con la economía circular es la  Great Lakes Brewing Company. Esta empresa  utiliza ingeniosamente su grano gastado para cultivar setas que luego se sirven en su propio pub.

Numerosas empresas también han intensificado y utilizado el subproducto levadura y granos para consumo humano creando barras de cereales, pan, galletas y pasteles entre otros. ReGrained utiliza granos gastados de la producción de cerveza: el grano se vuelve a utilizar para crear nutritivas y sabrosas barras de cereales. Además de estos casos, muchas panaderías también usan granos gastados para hornear pan y harina, mientras que algunos usan tanto el grano residual como la cerveza para crear pan artesano.

Sin embargo, más recientemente han aparecido usos más innovadores para los subproductos de la cerveza: la cervecería Alaskan Brewing Company ha desarrollado un sistema de recuperación de CO2 que a su vez se alimenta de CO2 creado por la levadura residual durante la producción de cerveza. Utilizando la levadura residual en forma de CO2, la compañía evita acerca de 500.000 kg CO2 se liberen a la atmósfera cada año. La misma compañía también ha desarrollado la primera caldera de biomasa de flujo de su tipo, la `Caldera de vapor de grano gastado '. Esta caldera se alimenta completamente con residuos de levadura de la producción de cerveza. Con este nuevo sistema, la compañía espera reducir por completo el uso de aceite en el proceso de secado y reducir su uso total de aceite en más del 65%.

Un proyecto en Colorado ha comenzado a utilizar las aguas residuales generadas durante la producción de cerveza para ajustar el pH. El agua residual incluye una sustancia azucarada (mosto débil) que ha demostrado ser una fuente de energía adecuada para las bacterias utilizadas en el tratamiento del agua. Este mosto débil se ha utilizado para ayudar a reducir la escorrentía de nitrógeno de una de sus instalaciones de tratamiento de agua en Boulder City. 

¿Alguna vez pensaste que incluso el filamento se puede crear usando subproductos de cerveza? Por increíble que parezca  una compañía de suministros de impresión 3D, 3Dom, ha creado Buzzed, un filamento de impresión 3D producido a base de cerveza: la compañía utiliza subproductos de desecho del proceso de fabricación de cerveza para crear este material de impresión único.

Y no se detiene ahí. Empresas como  Bear Republic Brewing Company y la New Belgium Brewing Company han demostrado que a través del proceso de tratamiento de aguas residuales se puede generar energía en forma de biogás. Con este sistema de tratamiento para generar agua limpia, se puede producir suficiente energía para emplear in situ, reduciendo significativamente los costos de producción ambiental. 

Mientras tanto, en Nueva Zelanda, los subproductos de la cerveza son cada vez más conocidos como un posible biocombustible. Las cervecerías de DB Export están utilizando bioetanol como un subproducto de la cerveza. 

¡Estos increibles y originales avances están llevando a la industria de la cerveza hacia un futuro circular!

Si estás interesado en la reutilización o compra de este u otro subproduto, ¡no dudes en contactarnos a través de este formulario!

Y si el contenido de este caso práctico te ha parecido interesante, ¡ayúdanos a difundirlo a través de tus redes sociales y profesionales!